No escondas tus talentos


.

Por: María Laura Morey


Como ocasión de la Feria Literaria, en el Colegio Cristiano Logos hemos tenido el placer de recibir la visita de  la escritora Gaby Camprés. Ella es una joven dominicana que nos habló acerca de su historia y nos motivó  a seguir nuestros sueños y a no rechazar nuestro talentos.
A la edad de 22 años, Gaby ya ha publicado tres libros de poesía. Una joven como tú (sí, tú, quien está leyendo este artículo), Gaby es una persona común y corriente, tímida, sencilla, humilde y seguidora de Cristo, cuya única meta de vida era graduarse de la universidad. Nunca imaginó que llegaría al lugar donde está hoy y mucho menos ser reconocida. Siempre veía personas muy talentosas en canto, dibujo, música, y otros ámbitos del arte y se decepcionaba de que ella no poseía ninguno de esos talentos. La escritura se le daba bien, pero no le daba tanta importancia. Hasta que un día vio un hermoso atardecer por lo que le tomó una foto para Instagram y al momento de publicarla se inspiró y escribió un poema. Las personas le empezaron a comentar de lo buena que era y le pedían que siguiera escribiendo. Desde entonces no ha parado de escribir poesía. El 18 de Marzo del 2015, un año después de su primer poema en Instagram, publicó su primer libro titulado “A song of bravery”.
Su inspiración para escribir son los demás, sus amigos, familia, estudiantes, entre otros y sus situaciones. Los poemas para ella tienen gran importancia ya que son su mejor forma de expresión y donde se conecta con mucha facilidad con Dios y con las personas.
Tú eres poesía y poeta,
cantante y canciones,
artista y arte,
creación y creador.
-Gaby Comprés
Nos habló de que cada poema escrito en sus libros es una realidad que conecta muchas veces con el lector, mucho más de lo que ella jamás pensó. Además manifestó que como escritora es muy importante tener una comunidad: personas que te apoyen y te den fuerzas, te escuchen y aconsejen, y nos recordaba que Dios nos creó a Su imagen y semejanza, por lo tanto somos creación y Él nos permite reflejarlo.
Todo su éxito se debe a que ella aprendió a utilizar los dones que Dios le ha dado. Su éxito ha sido de añadidura por su obediencia a Dios al usar sus talentos.
Para mí la buena poesía no solo son palabras bonitas y metáforas; sino que cuentan una historia y son reales.
-Gaby Comprés
No esperemos el futuro para utilizar o buscar nuestros dones, no esperemos estar en último año escolar para empezar a buscar lo que nos gusta, que no te menosprecien por ser joven. Este es el momento para abrirle la puerta a  esos dones que escondes o no encuentras. No dejes que te menosprecien por tu juventud, haz grandes cosas para Cristo. 
“Dios nos diseñó para ser luz, empieza a utilizar esa luz”.
-Gaby Comprés




Laura Isabel Sosa F.
Regresar a Logos después de dos años de haberme graduado fue extraño. Todo sigue igual. Los profesores a quienes amo, quienes me guiaron los cinco años que estuve en el colegio, siguen aquí y continúan su labor con el mismo amor y la misma dedicación. Las aulas no han cambiado tanto (excepto por la de Ms. Laura, que ahora está menos desorganizada que cuando yo estaba en su clase). Las luchas que tienen los estudiantes siguen siendo las mismas.

Sin embargo, todo es diferente. Ahora hay electivas, una publicación estudiantil y un edificio para primaria. El curso de Ms. Laura no es tan frío como lo recordaba, hay profesores nuevos y nuevos roles que desempeñan. Quienes antes eran estudiantes, son ahora empleados. Mi promoción, Daleun 2015, ya no está aquí.

El aire en Logos está cargado con una cierta nostalgia. ¡Cuantos recuerdos se crearon estando atrapados entre las paredes de este colegio! La pasa que alguien tiró al techo cuando estábamos en 8vo, las muchas ventanas rotas al intentar abrirlas porque hacía calor, los debates que tenía con el profesor Sigfrido sobre los roles de género, los “hot burgers” que improvisamos en una comelona porque nos quedamos sin pan de hamburger y sin salchichas de hot dog...

Las paredes que antes delimitaban el mundo en el cual me desenvolvía, ahora son solo un recuerdo no-tan-lejano de mi pasado. Cada curso representa un recuerdo creado, un momento vivido que quedará grabado por siempre en mi memoria. Volver a Logos, por más que me duela admitirlo (pues por años ansiaba el momento en el que partiría de aquí), es volver a mi segundo hogar.

Reflexión de una mente adolescente


Quisiera ser un ser romántico, aspirador de sueños y valores
Un alma poética, que mira la vida en colores
Que los colores son la primavera de su vida, sus experiencias
Pero es algo que no me pertenece, aunque no tiene ciencia