Chicas del Cable

“La única verdad es que somos nuestros recuerdos. . . Y cada uno de ellos, mejor o peor, te convierte en la persona que eres”
-Alba (Chicas del Cable)
                                                                    por Mente Celeste



En abril del año pasado, Netflix estrenó una serie española ambientada en los años 20 en España. La serie gira en torno a cuatro telefonistas de una moderna compañía de teléfonos de Madrid, todas con un pasado lleno de secretos y con diferentes situaciones y problemas, que pronto se unen para luchar por lo que aman y por lo que creen.

Entre los temas controversiales relacionados a las cuatro telefonistas, encontramos el machismo, el abuso, el movimiento LGBT, el aborto, entre otros. El propósito de la serie según su director fue “llegar al público femenino de los 20 a los 60 años”, contando una impactante historia feminista y con buena trama, sus protagonistas opinan Hay un campo de acción muy interesante, demostrar que las mujeres pueden ser fuertes sin adoptar un rol de hombre”, opina Civantos, que interpreta a Ángeles, una mujer abusada por su marido. Encontramos también a Lidia, interpretada por Blanca Suárez,,“una mujer con muchos secretos que poco a poco se va abriendo a la vida”. Llega a la compañía por casualidad y se chocará con un pasado que quería olvidar, el elenco sigue con la más rebelde del grupo: Carlota, una muchacha de una familia acomodada que lucha por su identidad y ser libre al fin. Así lo describe quien la interpreta: “Viene de una familia acomodada, pero ella es rebelde y abierta”, explica Fernández la actriz que la interpreta . Por último está Marga, una chica que intenta hacer oír su voz. “Cuando muere su madre tiene una oportunidad en la ciudad. Para ella todo es nuevo”, explica la actriz.
Entre risas, complicidad y mucho humor, se desarrolla el rodaje de esta serie que ha conquistado el corazón de muchos. Como ambiente, un imponente edificio de estilo modernista da la bienvenida al universo de estas chicas . Simula la primera compañía de telefonía española, la CTNE (Compañía Telefónica Nacional de España) creada en 1924 en Madrid, aunque la acción de la serie se sitúa en 1928, con vestuarios y escenografía que transportan a la audiencia a la década donde se desarrolla.

Cada uno de sus episodios nos cuentan diferentes problemas y situaciones en las vida de cada una de ellas, sus vidas diariamente se ven envueltas en decisiones que tomar; ya sea sobre el amor, trabajo o la familia. Episodio tras episodio los temas importantes se desarrollan, cada uno de ellos un vistazo de lo que pasaba en aquella época. Vemos como aquella sociedad no permitía a las mujeres estar en los puestos de dirección de grandes empresas, o como algo que ahora es visto como ‘normal’, el cambio de género [transexualidad], era algo visto con ojos de decepción y desprecio. La serie en general contiene una excelente trama, actuación y ambiente , cosas que hacen captar inmediatamente tu atención. Aunque también hay aspectos importantes que nos hacen cuestionar si vale la pena ver la serie, desde un punto de vista cristiano. El aspecto feminista es lo que más sobresale en la serie, se entiende que era una sociedad donde los hombres eran los que mandaban, obtenían los mejores salarios y puestos, algo que estas mujeres intentan cambiar, ellas querían ser oídas, tratadas con respeto y no tener que depender completamente de sus maridos o parejas. Opino que la serie mostró las dos caras de la moneda, lo negativo y lo positivo en cuanto al feminismo, vemos como la mujer era oprimida y  maltratada pero a la vez muestra o pone que la mujer una superheroína, que puede con todo, a las se le debe de dar todo y poner en los puestos de mayor preeminencia mientras los hombres son reducidos a debajo de sus pies. Es una serie que recomiendo ver con cuidado, ya que contiene escenas que sería mejor no exponerse, pero a la vez es interesante ambientarse un poco en el fascinante mundo de las mujeres en la España de hace medio siglo y poder casi palpar lo que ocurría en aquella época.

"En la vida siempre hay que tomar decisiones, algunas son pequeñas, incluso insignificantes. Otras son enormes y pueden cambiarlo todo para siempre. Entre un sí y un no hay una vida de felicidad...o de desgracia. Porque cuando no se puede tenerlo todo, hay que elegir, y al hacerlo uno siempre tiene miedo a equivocarse"     
                                              -Alba {Chicas del Cable}

No comments