Mi experiencia en Boyce College


por Wasindi Chea


El año pasado mi profesora de inglés, Ms. Laura Flaquer, nos comentó sobre hacer una clase online en Boyce College. Estaba intrigada, ¿una clase de universidad? Sólo estoy en 5to de secundaria, ¿para qué tomaría una clase universitaria online? Ms. Laura nos habló de los beneficios y la verdad es que, sonaba muy bien. Trabajaríamos directamente con profesores universitarios, ellos nos corregirían los trabajos. Lo único que pensaba era en la vergüenza que pasaría si esos profesores iban a ver cómo escribía en inglés, sin embargo, Ms. Laura me dijo que esto podía servir para mi formación académica y mejorar mi escritura (ya que la clase que tomamos fue de composición y escritura). Mis padres y yo lo consideramos y tomé el riesgo.


Mis amigos y yo estábamos súper nerviosos en la primera videoconferencia que hicimos con la profesora que nos estaría guiando durante el curso. La profesora de Boyce era muy amable y siempre estaba dispuesta ayudar, y esta es una de las cosas que hizo que mi experiencia con este curso fuera buena. Siempre he pensado que los profesores tienen una gran responsabilidad en la experiencia del estudiante, pueden impactar para bien o.... no tanto para bien.

La duración del curso fue de 2 meses, suena poco, pero fueron 2 meses de arduo trabajo y aprendizaje. Mis amigos y yo siempre estábamos corriendo para entregar los trabajos, y sobre todo, hacerlos bien. Nos quejábamos mucho, noches de frustraciones pensando en “¿Qué escribo?”“¿Que escribo?”, días de revisión y más frustración por “necesito cambiar esto”,“necesito reescribir esta oración”. Pero fue un buen reto y sacamos muchas lecciones de allí. No puedo medir lo mucho que aprendí sobre escribir, las diferentes técnicas y recursos literarios. Una de las cosas más importantes que aprendí sobre escribir, que se aplica en todos los idiomas, es ser clara con mis lectores. Un escrito que abruma y satura al lector, no es un buen escrito. Mientras más simple y clara soy, mejor. Siendo honesta, me fue mucho mejor de lo que esperaba (en calificaciones) y tengo que decir que estaba sorprendida conmigo misma, pues desde pequeña, nunca he sido la mejor escribiendo y siempre pensaba que nunca iba a mejorar. Eso es otra cosa que aprendí de esta experiencia: siempre puedes mejorar. No tengo que ser un Charles Dickens o una Shakespeare para escribir bien. Muchos estudiantes comparten esta lucha, y la realidad es que no se siente muy bien sentirse atascado y que no estás avanzando. Entonces aunque uno se sienta así, y siente que no tiene esperanza de mejorar, sí la hay, solo hay que practicar, practicar y practicar y tener mucha paciencia. También, como una chica cristiana, tengo que aprender a usar mis palabras para tener un impacto en las vidas de las personas con el evangelio. Si no sé escribir correctamente, ¿cómo me expresaré correctamente? ¿Cómo levantaré sentimientos en los corazones de las personas y pensamientos en sus mentes si mis palabras están vacías? Estas fueron algunas de las cosas que pude sacar de mi experiencia en Boyce College. Me encantó, y si tuviera otra oportunidad (y dinero), lo volvería a hacer.

3 comments

  1. ¡Gracias por compartir sobre tu experiencia! ¡Muy buen artículo!

    ReplyDelete
  2. Gracias por escribir tu experiencia, ojalà muchos jòvenes puedan quedarse con el mensaje central de este escrito: siempre se puede mejorar.

    ReplyDelete