VIDA LOGOS: Platiquemos...


Al analizar epopeyas, los chicos reflexionaron sobre la base de dos preguntas ¿y tú, qué opinas de cada una de ellas? Te invitamos a que nos dejes saber, qué piensas acerca de ello:

¿Por qué es incoherente pensar que un dios se pueda reencarnar en cada época?
Análisis sobre el dios Krishna, India.
Por José Luis Fuertes

Es ilógico el pensar que un dios se reencarne en cada época, pues al hacer esto, estaría sacrificando la divinidad constantemente. Es muy diferente del caso de Jesús, que vino una sola vez a terminar el reinado de la muerte, siendo completamente hombre y Dios al mismo tiempo.
Jesús venció la batalla que vino a enfrentar sin necesidad de volverse alguien más.

Por Dalia Ureña 

Es incoherente que un dios se pueda reencarnar porque esto significa que no es tan poderoso. Se supone que los dioses son seres inmortales, eternos y todopoderosos, sin embargo, al evaluar estas epopeyas, ¿no va en contra de la naturaleza de un dios morir? ¿Por qué debe tomar varias formas? ¿Acaso no es suficientemente poderoso? Si un dios es inmortal, ¿por qué actúa como un humano en muchas ocasiones? Todas estas incógnitas existen en estos dioses. Como cristianos sabemos que no tenemos un Dios que cambia sino que reconocemos que los seres cambiantes somos nosotros. Dios siempre se mantiene fiel a su carácter, a sus promesas y sus palabras concuerdan con sus acciones.

¿Qué puedes inferir del hecho de que cada cultura tenga seres del bien y del mal? ¿Qué dice esto del ser humano? ¿Cómo lo explicas?

Por Carlos Pimentel 
El hecho de que cada cultura tenga seres divinos del bien y el mal, dice que cada civilización  del mundo tiene a quién o qué darle las gracias y otro a quién echarle la culpa. Esto muestra que el ser humano necesita algo a que aferrarse. La humanidad tiende a querer a alguien o algo a quien pueda agradecer o culpar, ya que solemos pensar que solos no podemos porque somos insuficientes y cuando pasan cosas malas, tendemos a buscarles una explicación o justificación. Dios nos creó adoradores y si no lo adoramos a Él, buscaremos otras cosas a que adorar porque el corazón humano adora constantemente.

No comments